Zottos: “Debemos estar cerca del cliente, hoy más que nunca”

Compartimos la nota que el presidente de FAPASA, Jorge Zottos, escribió para el medio gráficoTodo Riesgo

 

Escribe Jorge Zottos, presidente de la Federación de Asociaciones de Productores Asesores de Seguros de Argentina (FAPASA).

Las autoridades levantaron la cuarentena para la actividad aseguradora y reaseguradora y la intermediación. Puntualmente, la Decisión Administrativa Nº 810 del Poder Ejecutivo Nacional dispuso, semanas atrás, que la actividad aseguradora, reaseguradora y de intermediarios pueda circular, pero respetando las medidas de distanciamiento social y otras de prevención. De hecho, en algunos distritos, los productores ya podían circular, siempre respetando las medidas de protección frente al COVID-19.

La norma aclara que “en todos los casos se deberán observar las recomendaciones e instrucciones de la autoridad sanitaria con el fin de evitar el contagio, incorporando protocolos sanitarios, organización por turnos para la prestación de servicios y adecuación de los modos de trabajo y de traslado a tal efecto”. Igualmente, indica que “los empleadores y las empleadoras deberán garantizar las condiciones de higiene y seguridad establecidas por el Ministerio de Salud para preservar la salud de las trabajadoras y de los trabajadores”.

El pasado 6 de abril, FAPASA inició gestiones para la inclusión de la actividad en las medidas de levantamiento del aislamiento determinadas a mediados del mes anterior. En la misiva enviada a la superintendenta de Seguros de la Nación, Adriana Guida, indicamos que, aunque compartíamos las medidas dispuestas para proteger la salud de la población y controlar la propagación del COVID-19, entendíamos que la paralización total de la actividad era insostenible en el largo plazo.

Alcance

Las oficinas de los productores, las sociedades de productores y los brokers están habilitadas por lo dispuesto en la mencionada disposición y por el protocolo para la actividad aseguradora aprobado en dicho acto administrativo del Poder Ejecutivo Nacional. Por lo tanto, ante inspecciones o la necesidad de justificar a las autoridades locales la actividad de los productores, se debe hacer énfasis en lo establecido en dicha Decisión Administrativa. Recordamos que los mayores de 60 años, las embarazadas y las personas con enfermedades preexistentes vinculadas con el COVID-19 siguen en aislamiento.

Los productores pueden circular por todo el país, sin restricciones, respetando las normativas de prevención locales, excepto en el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Allí, pueden circular según el último número de la matrícula, a saber:

  • Lunes y miércoles: las personas cuya matrícula termine en número par.
  • Martes y jueves: las personas cuya matrícula termine en número impar.
  • Los viernes no se permiten los desplazamientos.

Capacitación y acciones

La responsabilidad del productor y su perfil profesional hacen que la capacitación sea fundamental. En este sentido, recordamos que se mantiene la estructura obligatoria de e-learning para los productores. En el primer cuatrimestre trabajamos sobre la administración de riesgos. Mientras tanto, en el segundo cuatrimestre se abordará la gestión y la liquidación de siniestros ya que el productor también asesora a su cliente en esta área.

Asimismo, desde FAPASA continuamos trabajando en la puesta en marcha de la mutual AMUPASA y en el combate a la venta ilegal de seguros. También alertando a la sociedad sobre posibles abusos de los bancos al imponer la contratación de seguros para conceder créditos. Por ello implementamos una web de denuncias.

Nuevo contexto

Hoy, afortunadamente, podemos volver a trabajar. Ahora, ¿en cuál contexto? Vemos con preocupación el daño que se hizo a la institución aseguradora por la información falsa divulgada con relación a si las aseguradoras cubren o no durante la cuarentena. Asimismo, nos preocupa el impacto en los ingresos de los productores por los descuentos que están aplicando las compañías, aunque no todas y no en todos los ramos. Entendemos que la crisis económica por la paralización de muchas actividades seguirá durante algunas semanas más. Esto generará una merma en los ingresos de los colegas, que intermedian más del 67 % de la prima.

En este marco, las familias y las empresas están revisando sus gastos y el seguro es uno de los ítems que se recorta. Por ello, los productores tenemos que tener en claro que, hoy más que nunca, debemos estar cerca del cliente. Continuar capacitándonos para lograr nuevos objetivos comerciales. Tenemos que aprovechar esta lamentable circunstancia que nos toca vivir para replantearnos cómo llegar a los asegurados y asegurables. También insistir en el trabajo con las aseguradoras que apuestan por el canal de productores asesores de seguros.

Sabemos que es una oportunidad para que el productor se digitalice. Se vienen nuevos tiempos. Con un asegurado que cada día se informa más antes de contratar una cobertura, debemos entender que algunos cambios en la cultura del consumidor vinieron para quedarse.

Por último, remarco que todos los temas que afecten a los productores, como lo relativo a su actuación, trámites y capacitación, entre otros, seguirán siendo motivo de una inmediata y permanente gestión por parte de FAPASA.