La nueva tributaria de los Productores Asesores de Seguros

Compartimos la nota de iProfesional del día de hoy, muy relevante y de gran interés para todos los Productores Asesores, escrita por la C.P.N. Agustina Decarre, Tesorera de FAPASA.

El cambio de gobierno abre nuevas posibilidades para revisar la agenda impositiva, tanto a nivel nacional como en las provincias

A partir del próximo 10 de diciembre, la llegada del nuevo gobierno generará también la renovación parcial del cuerpo de legisladores, con lo cual se abren nuevas posibilidades para revisar la agenda impositiva, tanto a nivel nacional como en las provincias, de forma tal de lograr ajustes en las políticas públicas tendientes a potenciar el desarrollo de las actividades genuninas que impulsan la economía y el desarrollo del país.

En tal sentido, desde FAPASA (Federación de Asociaciones de Productores Asesores de Seguros) que nuclea a más de 38.000 Productores Asesores de Seguros (PAS) se viene
impulsando la necesidad de revisar las alícuotas impositivas de ingresos brutos que, al ser potestad de las provincias, genera una marcada inequidad frente a otras actividades.
En algunas jurisdicciones, como por ejemplo en la Provincia de Buenos Aire la tasa es verdaderamente elevada y afecta fuertemente a los PAS. Si bien el impuesto a los ingresos
brutos se redujo un punto (al pasar del de 8% al 7%) aún sigue siendo una variable que afecta severamente. A esta situación hay que sumarle que existen también múltiples Agentes de Retención y Percepción (como las aseguradoras) que implica un alto perjuicio financiero para el PAS que también deberían ser revisadas.

Existe un ampli consenso entre los economistas y tributaristas respecto a que el Impuesto sobre los Ingresos Brutos resulta distorsivo, entre otras razones, por ser un tributo que se aplica sobre la facturación bruta sin descontar o detraer ningún gasto, y además posee superposición de regímenes de recaudación lo que lleva a acumular saldos a favor para los contribuyentes con el enorme perjuicio financiero que eso implica.

El enfoque de la entidad no es pedir una reducción en sí misma, sino que se clasifique correctamente la actividad. En el actual régimen la actividad de los PAS se asimila con las
actividades de venta en comisión o consignación, siendo esto un error ya que se trata de la prestación de un servicio profesional de asesoramiento y no de ‘una venta en comisión’, ya que no existe diferencia entre venta y compra de ningún bien, ni intermediación comercial.

A modo ilustrativo, y solo por citar algunas actividades del mismo capítulo, se equipara la actividad de los PAS con la venta en comisión de mercaderías, servicios de agencias de viajes y turismo, servicios bursátiles y financieros.

Por el contrario, es evidente que la actividad de de los PAS es equivalente a la prestación de un servicio profesional de asesoramiento, como es el caso caso de un Abogado, Contador Público, Escribano, Veterinario, Médico, y hasta la de los Martilleros Públicos y Corredores Inmobiliarios, entre otros que se gravan con la alícuota general del 3,5%.
Entendemos que la Ley Tarifaria ha repetido año a año la misma agrupación de actividades quedando hoy desactualizada y que sería de estricta justicia y sentido común efectuar una modificación.

Es importante considerar otros elementos que contribuyen a determinar con claridad el carácter profesional independiente que reviste la actividad. Así es como para desempeñar la
actividad de PAS se debe cumplir con un curso de capacitación obligatorio y de un examen de competencia que se debe aprobar ante la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN), que es la autoridad de contralor.

Una vez aprobado dicho curso se debe tramitar la Matrícula ante la SSN. Anualmente se debe cumplir con la cantidad de Horas de Capacitación Obligatoria que se imponen por manual de procedimientos a través de la resolución de la SSN. Este organismo es el que está facultado para la aplicación de sanciones si existiesen faltas cometidas en el ejercicio de la profesión.

Además, anualmente se debe cumplir con pago de la matricula para el desempeño de la actividad.

Desde FAPASA se han abierto numerosos canales de dialogo con legisladores y funcionarios de diferente nivel de la Provincia de Buenos Aires que esperemos puedan dar sus frutos en esta nueva etapa que se abre con el cambio de Gobierno.

Es clave comprender que los PAS, como un pilar fundamental de la actvidad de la industria del seguro, representan una fuente de crecimiento del sector articulado a través de Pymes que dan empleo formal y contribuyen a construir un sector transparente y profesional vital para el desarrollo del país.

 

Nota original en iPorfesional