JORGE L. ZOTTOS: “Siempre, la última palabra la tienen los Productores orgánicamente representados.”

0
344

Revista Asegurando: Los meses finales del año pasado y los primeros de éste han sido realmente intensos, ¿no?

Jorge L. Zottos: Efectivamente, los últimos meses de 2016 han sido de mucho trabajo: la organización del Congreso Nacional de Productores Asesores de Seguros en Córdoba, la difusión del documento que sintetiza lo debatido en él (La Carta), la elección de nuevo Consejo Directivo, el reencuentro con las APAS de las distintas regiones del país y con las bases…

R. A.: Y, además, las gestiones y presentación en el Senado de la Nación por el tema del topeo de comisiones en riesgos del trabajo…

J. L. Z.: Así es. También estuvimos en el Cámara de Senadores llevando nuestra voz y haciendo conocer nuestra propuesta, y sus fundamentos. Nos escucharon respetuosamente pero, hasta el momento, no hemos logrado resultados. Los intereses evidentemente son muchos y muy poderosos. Nadie ha cuestionado nuestros informes ni rebatido nuestros argumentos pero, lo cierto, es que continúan cometiendo las mismas injusticias con los Productores.

R. A.: Un poco después FAPASA dio a conocer un documento sobre la mal llamada “cobranza fehaciente”….

J. L. Z.: Correcto. En este orden de cosas, es muy importante saber cómo funciona FAPASA y sus dirigentes. FAPASA tiene hoy -como decimos en todos los encuentros con colegas en las distintas provincias del país- un mapa de ruta. Se trata de un conjunto de mandatos que los Productores Asesores nos han dado a los dirigentes. Como siempre digo, no tenemos la obligación de cumplirlos -porque eso no depende solo de nosotros sino, también, de otros factores- pero sí tenemos la obligación de no traicionarlos. Siempre la última palabra la tienen los Productores orgánicamente representados.

R. A.: ¿Cuáles son esos mapas de ruta que mencionás?

J. L. Z.: Son tres: el documento conjunto de FAPASA y la Asociación Argentina de Productores Asesores de Seguros con motivo de la reincorporación de AAPAS a la Federación en marzo de 2015, el Programa de la Lista “Unidad Federal”, consensuado con los presidentes de las distintas asociaciones y, finalmente, la “Carta de Córdoba” que se dio a conocer en el Congreso el 27 de octubre del año pasado.

R. A.: ¿Cuáles son los puntos centrales que plantean esos documentos?

J. L. Z.: Antes de responder a tu pregunta, quiero explicar algo: en marzo de 2017, se cumplen dos años de la reincorporación de la Asociación Argentina de Productores Asesores de Seguros a la Federación.

A modo de festejo y de recordatorio de aquel reencuentro que significó la unidad del movimiento de Productores, decidimos incluir en este número de la revista los documentos clave que recién mencioné.

Así que les pido a los Productores que vayan y los lean; y a nuestros dirigentes, por supuesto, que los tomen como lo que son: el Programa de los Productores Asesores de Seguros (pág. 6 a 10). Dicho esto, contesto tu pregunta: en esos documentos se manifiesta, entre otras cosas, que la actividad aseguradora debe resguardar los derechos de los asegurables y los asegurados en los distintos aspectos de su relación contractual, respetando los derechos de información y la libre elección.

También se expresa que es necesario profundizar la formación profesional previa y posterior a la obtención de matrícula, y reforzar el control tanto sobre las modalidades de comercialización no profesionales como respecto de las prácticas irregulares que subordinan la venta o entrega de bienes a la aceptación de cláusulas abusivas…

R. A.: Contaste que, a fines del año pasado, estuviste recorriendo las asociaciones del interior del país y reuniéndote con Productores, ¿cuáles son los temas que aparecieron con mayor frecuencia?

J. L. Z.: Hay temas comunes a todos y otros que tienen que ver con cada región. Pero haciendo una breve síntesis te podría decir que lo que más aparece es la problemática del intrusismo (sobre todo en el NEA y en NOA) la competencia desleal de los Agentes Institorios, el ataque a la libre elección de aseguradora y canal de venta, la pérdida de comisiones en riesgos del trabajo, la falta de cumplimiento de la Resolución 32.080, las fuertes cargas impositivas que soportan los PAS y, ya hablando con mayor profundidad, la falta de planes sectoriales para el desarrollo de la conciencia aseguradora…

R. A.: Por lo que decís, la tarea será ardua y llevará su tiempo…

J. L. Z.: Nada se cambia de un día para otro. Somos plenamente conscientes de que estos cambios no los puede realizar una sola organización. Necesitamos que la Superintendencia de Seguros de la Nación, las Cámaras Empresarias, FAPASA, los medios periodísticos sectoriales y otros actores del seguro, trabajemos conjuntamente para transformar el actual mercado. Nosotros estamos dispuestos.

R. A.: ¿Cómo está FAPASA hoy?

J. L. Z.: Venimos de una reunión de Consejo Federal realizada el 21 de diciembre en Buenos Aires que, desde mi punto de vista, fue muy importante. Participaron todas las asociaciones del país, la reunión se desarrolló en orden, hubo un uso eficiente de los tiempos, el Consejo Ejecutivo brindó información clara y precisa, los presidentes de APAS participaron activamente y, lo que es fundamental, se definieron políticas para llevar adelante que, al poco tiempo, se concretaron y devolvieron a FAPASA a un lugar central de la escena. Por otro lado, estamos armando los equipos de trabajo que nos acompañarán y que ya han empezado a acercar sus ideas y propuestas.

R. A.: ¿Alguna reflexión sobre los cambios producidos en la Superintendencia de Seguros de la Nación? ¿Cómo continuará el trabajo conjunto que, desde la firma del convenio SSN-FAPASA, desarrollan desde hace tanto tiempo?

J. L. Z.: A los pocos días de la designación del Dr. Juan Pazo y del Dr. Guillermo Plate como Superintendente y Vicesuperintendente, nos hemos reunido con ellos, y les hemos deseado éxitos en la gestión y ofrecido colaboración en todo aquello que haga al desarrollo de un mercado asegurador, cada vez, más profesional.

Además, hablamos sobre una serie de cuestiones vinculadas al Ente Cooperador que requerían definiciones por la cercanía del comienzo del ciclo lectivo y, casi inmediatamente, tuvimos la buena noticia de la Comunicación 5.762 de la SSN en donde se determina el Programa de Capacitación para Aspirantes, el esquema del mismo y los correspondientes importes. En definitiva, en un muy corto tiempo avanzamos mucho.

Entrevista: L. V.