“El convenio firmado con FAPASA representa un avance para la consolidación de la seguridad vial”

0
178

En diálogo con asegurando, Carlos Pérez, director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) informó que en 2008 había más de 1.800 formatos de licencias diferentes en el país, pero que hoy, con la implementación de la Licencia Única en el 86% del territorio argentino se está estandarizando la exigencia para obtenerla.

Asimismo, enfatizó que obtener la licencia de conducir no es un derecho adquirido, sino que es “un privilegio que debe ganar cada ciudadano”. También resaltó que se creó una oficina para brindar asesoramiento a víctimas y familiares de víctimas de siniestros viales, y que se ha avanzado en la realización de estadísticas fidedignas sobre siniestralidad.

Revista Asegurando (RA): ¿Cuál es la situación de la seguridad vial en la Argentina?

Carlos Pérez (CP): Según la Organización de Naciones Unidas (ONU) cada año se pierden en el mundo aproximadamente 1.250.000 vidas como consecuencia de los accidentes viales, entre 20 y 50 millones de personas sufren traumatismos no mortales y, a su vez, una proporción de éstos queda con alguna forma de discapacidad permanente.

Estas consecuencias en la salud de las personas son consideradas hoy en el mundo una epidemia. Argentina no es la excepción. En nuestro país, mueren aproximadamente 5.000 personas al año como consecuencia de los accidentes de tránsito.

Según datos de la Dirección de Estadísticas e Información en Salud (DEIS) del Ministerio de Salud de la Nación, las muertes por causas externas -donde se incluyen las defunciones por lesiones de tránsito- representan hoy en el país la cuarta causa de muerte, siendo la principal en personas de 15 a 34 años de edad.

Si bien los ocupantes de automóviles explican a la mayoría de las muertes por lesiones de tránsito, la tasa de mortalidad en ocupantes de motos se incrementó los últimos años.

Según ya se conoce, la mayoría de los accidentes viales y sus consecuencias pueden ser evitables si se disminuyen las probabilidades de que ocurra un accidente vial y las consecuencias del mismo una vez ocurrido, que abarcan desde la conducta humana hasta las condiciones del entorno, pasando por el estado del vehículo, y el funcionamiento de sus dispositivos de seguridad.

R. A.: ¿Cuáles son los desafíos que implica articular la política de seguridad vial en el país ya que esta es una materia no delegada por las provincias a la Nación?

CP: Es un desafío muy grande porque los municipios tienen autonomía respecto a la seguridad vial en su jurisdicción. Desde la ANSV tratamos de normalizar estas cuestiones para que sea igual en todo el territorio nacional.

Es complejo y muy trabajoso, pero afortunadamente estamos consiguiendo que muchos distritos que anteriormente no estaban asociados al trabajo coordinado lo hagan y estamos logrando muy buenos resultados.

Temas como la Licencia Nacional de Conducir, o el Registro Nacional de Antecedentes, son neurálgicos a la hora de nivelar la capacitación y exigencia para habilitar a los conductores. Y esto es solo un ejemplo. Revisión Técnica Obligatoria, y toda la información que hace a estadísticas nacionales, son asuntos que demandan un compromiso férreo de cada jurisdicción. No se pone en duda la autonomía de ningún municipio o provincia, simplemente, es tu tema de salud nacional. Necesitamos trabajar juntos para salvar más vida y evitar que se pierdan de manera innecesaria.

R. A.: ¿Cuáles acciones y políticas está llevando adelante la ANSV para reducir la siniestralidad vial?

C. P.: Desde la Agencia Nacional de Seguridad Vial llevamos adelante las políticas necesarias para mejorar la seguridad vial a través de las diversas direcciones que la componen:

Licencia Nacional de Conducir Con la implementación de la Licencia Única Nacional buscamos estandarizar los niveles de exigencia. Tener la Licencia de Conducir no es un derecho adquirido. Es un privilegio que debe ganar cada ciudadano, y como todo privilegio trae aparejado obligaciones y responsabilidades.

Antes de la sanción de la ley de Tránsito y Seguridad Vial 26.363, en 2008, había más de 1.800 formatos de licencias diferentes en el país que dependían de las jurisdicciones, que establecían sus propios criterios, costos, categorías y sistemas de seguridad.

Ésto generaba que las personas que deseaban solicitar la licencia o, incluso peor, los inhabilitados para conducir, optaran por dirigirse a aquellas jurisdicciones más benévolas para emitirla.

Operativos de control El rol de la ANSV es, en principio, coordinar las Fuerzas Federales y Provinciales. Hoy a partir de los datos que arroja el observatorio tenemos la herramienta para determinar dónde y cuándo es más efectivo el trabajo de los controles. Tenemos que sancionar y concientizar permanentemente. Controlamos y sancionamos, y lo hacemos con los datos asociados del observatorio.

Durante el Operativo Verano 2018, se controlaron 961.541 vehículos. Por su parte, los radares estadísticos, tanto fijos como móviles, detectaron 16.586 excesos de velocidad y en total se labraron 5.564 actas de infracción. Red Federal de Asistencia a Víctimas y Familiares de Víctimas de Siniestros Viales Creamos esta oficina para brindar asesoramiento a víctimas y familiares de víctimas de siniestros viales en cuatro áreas: orientación primaria jurídica, contención psicológica, asistencia social y asistencia en rehabilitación post-hospitalaria física y cognitiva.

Además ofrece capacitaciones externas a primeros intervinientes en accidentes de tránsito de todo el país. Su principal objetivo es poder brindar una pronta respuesta a la sociedad civil en la temática y ofrecer un espacio de contención y asesoramiento para las víctimas de siniestros viales.

Estado en tu Barrio El Estado en Tu Barrio (EETB) es un programa que se desarrolló para acercar los servicios del Estado a quienes más lo necesitan. Es impulsado por Jefatura de Gabinete de Nación en conjunto con entes y ministerios, y en coordinación con los gobiernos provinciales y municipales. El Programa tiene como objetivo brindar la mejor atención al ciudadano para que pueda resolver sus trámites de manera ágil y eficiente, en un mismo lugar.

Realiza un importante número de operativos semanales, y de manera simultánea, en todo el país. En ese marco, desde la ANSV nos sumamos el 20 de febrero pasado y aportamos dos camiones aula / taller para la realización de charlas de educación vial y actividades lúdicas y recreativas que consisten desde una pista vial inflable con circuito de kartings y diferentes simuladores de efectos para concientizar sobre seguridad vial.

A la fecha, acompañamos a EETB en las ciudades de Berazategui (barrios Plátanos y Marítimo), Merlo, Pilar, Ezeiza y La Matanza (barrio Golf) de PBA, y en Salta (barrio Palermo 1), del interior del país. Esta semana (17 a 20/04) estamos participando en los operativos de Jujuy (Perico) y Merlo (PBA).

R. A.: ¿Qué es el Observatorio de la seguridad vial y cómo funciona?

C. P.: El Observatorio Nacional de Seguridad Vial es el organismo dentro de la ANSV que se dedica a investigar, evaluar y analizar los actos y hechos vinculados con el entramado vial, su entorno, estructura y los usuarios de las vías públicas. Como parte de sus objetivos, el Observatorio trabaja para alcanzar el registro sistemático de los siniestros viales y sus consecuencias en términos de morbimortalidad, para saber lo ocurrido en todo el territorio nacional con el objetivo de generar información que contribuya a la toma de decisiones.

Cuando iniciamos la gestión no encontramos estadísticas fidedignas sobre siniestralidad. No había trazabilidad en los datos del Observatorio Vial. Eso es grave, porque sin un diagnóstico adecuado, no se puede saber qué acción es la correcta para mejorar la situación de la seguridad vial en el país.

Para ello, creamos el Sistema Electrónico de Datos de Seguridad Vial para obtener la mayor cantidad de información desagregada, que nos permita comprender por qué sucedió ese accidente vial (¿había niebla?, ¿llovía?, ¿había manchas de aceite?, ¿la ruta estaba en mal estado?, ¿faltó señalización?, etc.) para luego trabajar en la solución y que no se repita.

En la actualidad de las 20 provincias que firmaron convenio con la ANSV para implementar este sistema, 9 ya lo están utilizando. A su vez, 16 provincias firmaron un convenio de trabajo para la creación de Observatorios Provinciales.

R. A.: ¿Cuántas y cuáles jurisdicciones están volcando su información sobre siniestralidad al sistema online línea del observatorio?

C. P.: De las veinte provincias que firmaron convenio con la ANSV, cinco de ellas envían información a través del Formulario Estadístico Único y nueve se incorporaron al Sistema Electrónico de Datos. Con respecto a los Observatorios Provinciales dieciséis provincias firmaron convenio y, actualmente, estamos trabajando en conjunto con doce Observatorios.

R. A.: ¿En qué medida ha avanzado la política de centralizar la emisión de licencias?

C. P.: Con la implementación de la ley de Tránsito y Seguridad Vial, se creó en 2010 la Licencia Nacional de Conducir (LNC): una licencia única, para todo el país. Hoy está implementada en un 85,63% en todo el territorio argentino y continuaremos abriendo nuevos Centros de Emisión de Licencia Nacional en el próximo mes. A su vez, este año se agregó una categoría para sacar la licencia de conducir para cuatriciclos con un curso teórico y práctico específico que hace hincapié en las particularidades de manejo y en las complejidades propias de este tipo de vehículo, tanto para doblar, como para subir terrenos empinados.

R. A.: ¿Qué puede comentar sobre el convenio de colaboración con FAPASA?

C. P.: El convenio firmado representa un avance para la consolidación de la seguridad vial. El objetivo principal es fortalecer el compromiso para salvar vidas y evitar las muertes que ocurren en los accidentes de tránsito.

Es importante continuar trabajando juntos en pos de fomentar los hábitos de conducta responsables a la hora de conducir. Como ratificó el Presidente en su discurso de inicio a las sesiones ordinarias del Congreso, “la vida es lo más importante que tenemos y nos estamos matando en las rutas. Por eso, necesitamos continuar concientizando y controlando como una medida de protección y prevención para el ciudadano y así lograr que todos viajen seguros a sus destinos”.