¿DÓNDE ESTAMOS Y HACIA DÓNDE VAMOS?

0
92

LUEGO DE SU EXPOSICIÓN EN EXPOESTRATEGAS
EL PRESIDENTE DE FAPASA HABLA SOBRE EL FUTURO

Revista Asegurando: ¿Nos podrías decir cómo fue posible llegar al acuerdo?

Jorge L. Zottos: Felizmente, logramos entendernos.Las negociaciones no siempre son lineales, tienen sus idas y sus vueltas. Es cierto que luego de la presentación del recurso administrativo de FAPASA el diálogo se cortó pero a los pocos días lo pudimos recomponer.

El rol que tuvo la Tesorera fue muy importante y también fueron beneficiosas las gestiones que realizó, por otros canales, AAPAS.

FAPASA, propuso que, en esta etapa, las Cámaras y Asociaciones Empresarias fueran convocadas a participar de la Mesa de Diálogo.

No queríamos que ocurriera lo que pasó en el 2012 con motivo de la negociación relacionada con la baja de comisiones en riesgo del trabajo. Como se recordará, nunca pudimos saber quién había promovido aquella idea, si el Gobierno o la UART… Al Superintendente le pareció bien lo que solicitamos y aceptó. Además se sumó a la mesa el Ministerio de Economía que, como se sabe, viene trabajando sobre el combate a la ilegalidad, la transparencia y la inclusión financiera; y comenzamos a trabajar en un acuerdo marco….

R. A.: ¿Cuáles son las modificaciones y/o aclaraciones más importantes del nuevo texto?

J. L. Z.: En principio, hay que decir que partimos de la Resolución 40.541. No voy a abundar en cosas que ya hemos dicho. Los Productores Asesores de Seguros saben que esa resolución era básicamente discriminatoria y ofensiva.

De aquella resolución a la que se conocerá en los próximos días (en el marco del acuerdo concretado entre el Ministerio de Economía, la Superintendencia de Seguros de la Nación, las Cámaras Empresarias y FAPASA) existen, lo digo sin exagerar, años luz de distancia…

La nueva resolución en su integridad -considerandos y articulado- cambia el paradigma cómo se lo ve a un productor asesor de seguros y a las instituciones que lo representan.

En los “Considerandos” queda en claro que ya no existe una mirada discriminatoria sino que se lo valora como profesional y se destaca el rol que cumple. Esto es fundamental.

R. A.: Las cuestiones de principios quedaron absolutamente claras. Vayamos ahora a los aspectos técnicos operativos…

J. L. Z.: En primer término, se deroga el artículo 6 de la Resolución 40.541. Como todos recordarán, ese artículo exigía a los productores la colocación de un cartel advirtiendo que no estaban facultados para hacer cobros en efectivo. Eso ya no va más.

Es gran noticia. Los productores jamás hemos pedido ningún trato especial. Al contrario, lo único que siempre hemos solicitado es la igualdad ante la ley…Queríamos las mismas condiciones para cobrar que las compañías y lo hemos logrado.

Se utilizará un controlador fiscal pero aquí quiero hacer una aclaración: el controlador van a tener que aportarlo las aseguradoras, no los productores…

R. A.: ¿Qué pasará, entonces, con los libros de registro de cobranzas?

J. L. Z.: Logramos que en la nueva normativa se establezca directamente el cese del libro de registro de cobranzas. Fue una ardua negociación pero se comprendió que había una innecesaria duplicación de información. Como productores sabemos el tiempo y el esfuerzo que lleva esta tarea. Tarea que, muchas veces, por ser urgente terminaba quitándole tiempo a lo importante. Estamos muy satisfechos con lo logrado.

R. A.: ¿Qué podés decirnos del pago a través de medios electrónicos?

J. L. Z.: La nueva normativa va a aclarar también ese tema. La resolución va reconocer la existencia y la legalidad de hacer los pagos a través de esos medios electrónicos. Hay que recordar que, cuando el Banco Central dictó la Resolución 429, en el año 2000, estos medios no tenían el desarrollo que tienen en la actualidad…

R. A.: ¿Podrá el productor aceptar cheques?

J. L. Z: Sí, el productor podrá aceptar cheques siempre y cuando ese cheque venga con el endoso del asegurado.

R. A.: ¿Qué pasará -dado el gran avance que significa todo lo que hemos hablado- con el recurso administrativo presentado por FAPASA?

J. L. Z.: El Superintendente ya manifestó que contestará al recurso que presentamos. El recurso fue, en su momento, una repuesta de FAPASA ante la falta de avance en las negociaciones. Hoy estamos en otra etapa.

Hay un acuerdo marco. En la medida en que se cumpla con él y se siga avanzando, como lo hemos hecho en estos últimos tiempos, FAPASA está dispuesta a dejar inactivo el recurso administrativo. Desde luego, necesitamos que todo este diálogo y trabajo conjunto se concrete en una resolución.

R. A.: Otro tema que preocupa actualmente a los productores es el de los agentes institorios. En los últimos tiempos, incluso, han aparecido algunas campañas publicitarias bastante agresivas de casas de electrodomésticos que han provocado mucho disgusto entre los colegas y “removido” el tema.

J. L. Z.: Somos Productores Asesores de Seguros y sabemos lo que significan los agentes institorios. Los bancos, las agencias de autos, las casas de electrodomésticos venden seguros desde siempre, compulsivamente y sin el correspondiente asesoramiento. Esto no empezó hoy ni ayer… También sabemos que el 95% de las denuncias que realizan los asegurados están dirigidas a ellos…. por lo general, por no haber brindado el asesoramiento que correspondía dar o por los altos costos del producto y del servicio… La realidad es que FAPASA ha hecho varias denuncias ante la Superintendencia pero, lamentablemente, no han prosperado porque, según las propias palabras del Superintendente, el organismo no contaba con la normativa necesaria para supervisarlos con efectividad.

Sin embargo, en estas últimas semanas, se ha avanzado significativamente. Hace unos días, el Superintendente y yo nos reunimos con el Presidente del Banco Nación (el más poderoso de los agentes institorios) para hablar de la necesaria capacitación. No es posible que alguien ofrezca y venda seguros sin saber de qué se trata.

El funcionario entendió la problemática, reconoció el valor de la capacitación y compartió que hay necesidad de una regulación que establezca las reglas que sirvan al desarrollo de un mercado de seguros profesional.

Esta regulación rige desde el 30 de agosto. A partir de esa fecha, todos seremos responsables de que las medidas se cumplan y no queden en “letra muerta”: la Superintendencia, realizando las debidas supervisiones; y nosotros, denunciando las malas prácticas…